sábado, 7 de junio de 2008

Anillamiento


Algunas parejas del mundo de la Dominación/sumisión suelen celebrar lo que se llama anillamiento. Se trata de un proceso que coincide con el fin de la etapa de sumisión, y el inicio de una nueva etapa como esclavo. Suele celebrarse mediante una ceremonia en la que la persona Dominante impone un objeto, como por ejemplo, un collar, anillo o pulsera, con alguna señal que indique implícitamente la nueva condición de la persona sometida.

Sin duda, y desde el punto de vista del sumiso, es un motivo de satisfacción, pues ha conseguido completar un camino lleno de obstáculos, para iniciar una nueva vida, con un nivel mas profundo en la entrega. Además, el hecho de llevar un objeto impuesto por la persona Dominante, es un gran honor.

Desde el punto de vista del Dominante, es un triunfo pues, después de un largo camino de adiestramiento, siente que el tiempo empleado ha sido provechoso. Además, el ya esclavo, lleva la marca que le identifica inequívocamente como una propiedad mas de su patrimonio.

Existen otras posibilidades de anillamiento, como por ejemplo los piercings, aunque estos suelen aplicarse en zonas menos visibles (pezones, genitales), lo cual al no mostrase publicamente, pierde parte de su valor.

No obstante y como es lógico, se pueden combinar ambos usos, a gusto evidentemente de la persona Dominante.

2 comentarios:

esclau txispi dijo...

Ha de ser, realment, una cerimònia molt gratificant.

Su gusano patético dijo...

Gratificant en tots els sentits i per totes dues parts, penso. A més, te una enorme càrrega simbòlica i sentimental.