lunes, 27 de octubre de 2008

Trampling





A muchas Amas les encanta la idea de poder pisar, cual alfombra, al sumiso, mientras este sufre en el suelo el peso de la dominación sobre él. Este ejercicio es denominado trampling, y como toda actividad sado maso, requiere de medidas de seguridad para asegurar que ambas partes disfruten sin problemas añadidos.

No es fácil guardar el equilibrio al caminar por encima del cuerpo de un sumiso, por lo que la Ama debe siempre procurarse algún apoyo extra. Una pared sería suficiente para tal menester. No es de ningún modo recomendable caminar haciendo equilibrios, ya que el cuerpo del sumiso puede llegar a ser inestable, y mucho menos si se lleva calzado de tacones.

Para el sumiso, la seguridad debe ser mayor. Siempre es recomendable evitar las partes blandas del cuerpo. Hígado, bazo, intestinos y genitales, no deberían soportar el peso de una persona, y menos cuando se lleve tacones. Por contra, las partes con esqueleto son las idóneas para caminar sobre ellas: Columna, costillas, cara, piernas o trasero. Tampoco es buena idea saltar sobre el cuerpo del sumiso.

Se puede caminar con el sumiso boca arriba o boca abajo, todo depende del gusto de la Ama, pero sin duda el sumiso gozará de menor premio si está boca abajo, no pudiendo ver el cuerpo sublime de la Ama al caminar sobre él.

Muy posiblemente poca gente conozca el origen del trampling. Y es que en origen fue una forma de masaje oriental. Tambien se dice que en la antigua Babilonia las muchachas pisoteaban las uvas en el lagar y luego caminaban descalzas sobre los hombres mientras estos limpiaban con la lengua sus pies, simpática tradición con la que pretendían ganar el favor de los dioses y un exquisito sabor para el vino.

Existen algunas variantes aplicadas al BDSM, como el Crush Fetish, que consiste en ver como otra persona pisa un objeto hasta aplastarlo.

Por último recordar que un trampling puede ser muy duro, si se escoge calzado con tacón de aguja. Este no sería recomendable para sumisos principiantes. Para ellos precisamente, la mejor iniciación es sin calzado, con los pies desnudos de la Ama.

3 comentarios:

trapo dijo...

Pienso que no se debe tomar como regla fija eso de que no se debe pisar sobre las partes blandas del cuerpo y que si se puede sobre las que tienen sustento óseo. Las costillas flotantes, por ejemplo, aguantan muchísimo menos que otras partes, son relativamente fáciles de romper, y eso es peligroso y sobre todo muy doloroso. En cambio, el estómago y los intestinos, por ser vísceras huecas, aguantan mucho mejor el peso ya que se comprimen sin dañarse. A mi me han pisoteado sobre los intestinos durante horas sin daño alguno más allá del dolor que supone que a uno le pisoteen las tripas, claro :)

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Interesante post. Por supuesto, yo me hice sumiso para no trabajar y no preocuparme en demasía de esas cosas que la parte dominante ha de tener en cuenta....pero es bueno saberlo. Y es que un/a Dom ha de tener cuidado, extremar precauciones, informarse, saber lo que se hace, practicar, ir con cuidado...uf, cuanto curro.

Muy bonito, currado, bien escrito y mejor presentado, interesante y acogedor este espacio. Mis felicitaciones a sus autores y mi promesa de pasarme más por estos lares.

No conocía la historia del trampling. El hecho de lamer los pies con los residuos de uva me parece de lo más erótico...a ver si cunde el ejemplo con cubatas o, cuanto menos, cruzcampo de barril.

El post anterior sobre el reino unido y los portátiles es bueno saberlo. Si yo llevase el mío, por ejemplo, seguramente me detendrían ipso facto y aunque me encanta la sodomización, mi ilusión no es practicarla en ninguna cárcel inglesa, que debe estar llena de borrachos del Manchester.

Lo dicho, un saludo y felicitaciones por el espacio. Nos vemos o nos leemos.

Tengan cuidado ahí fuera.

Spirit de Zoe

Su gusano patético dijo...

Gracias por tus felicitaciones Spirit. Me complace mucho leerte por aquí. El gusto por la fotografías es sin duda una lección aprendida que Fetish Fémina me supo inculcar. Así que el mérito se lo traslado a ella.

Gracias también por tus comentarios trapo. Efectivamente el estómago y los intestino son vísceras huecas, y por tanto, seguras para el trampling, pero no debemos olvidar que están a lado de vísceras que no lo son. Para que un trampling sea tan selectivo, se necesita de bastante experiencia.

Saludos a los dos.