domingo, 9 de septiembre de 2007

Ideas equivocadas acerca de la Dominación Femenina.

Foto de Werner Amann

Diría que todos los sumisos, cuando llegamos al mundo de la dominación femenina, llegamos con unos planteamientos y unas ideas muy equivocadas. Llegamos pensando que esta es una manera de realizar nuestras fantasias sexuales; que el sexo es el eje fundamental bajo el que se mueve la dominación femenina; buscamos satisfacer nuestros instintos sumisos pidiendo a la mujer que haga o deje de hacer esto o aquello ... Y nos olvidamos del verdadero significado de ser sumiso, y lo que significa ser mujer en una relación Femdom.

Nos olvidamos de que un sumiso está para servir a la mujer. Nos olvidamos que el castigo no es algo placentero. Nos olvidamos que si queremos algo, deberemos conseguirlo como premio al esfuerzo y entrega. Nos olvidamos, que el placer de la mujer va mucho mas allá del sexo, y por supuesto, mucho mas allá del orgasmo.

Pienso que aquellos sumisos que no tienen claro estos puntos, están condenados al fracaso, a no ser que den con una mujer vainilla, que acepte alguna que otra de sus fantasias. Los que tienen la suerte de dar con una verdadera Ama, que sepa corregir al sumiso, y sean capaces de entender y profundizar en lo que es la verdadera sumisión, renunciaran a sus erróneas ideas, para empezar un nuevo camino de la mano de la Ama. No es un camino fácil. Es un camino en el que se aprenderá otro tipo de placeres, como el placer que sentimos los sumisos al contribuir a la felicidad y bienestar de la Ama a la que se sirve; o el placer a sentirse propiedad u objeto "valorado" por la Ama, por su utilidad y entrega. Cada premio recibido, no solo es un acto placentero para satisfacer una u otra cosa, sino que lleva ligado en él, una connotación de reconocimiento, que únicamente aquella persona que nos posee puede ofrecernos, y que supera con creces el placer físico que el premio en sí otorga.

El castigo a su vez, debe valorarse como una manera de corregir actitudes o acciones no deseadas por la Ama. Por eso, un castigo jamas puede ser algo placentero, sino algo doloroso, que nos ayude a no caer de nuevo en el mismo error. Al recibir el castigo, no solo se sufrirá físicamente por ello, sino que la connotación negativa que ello conlleva, de decepción por parte de la Ama, será la mejor de las motivaciones para no repetirlo. Por que una cosa está clara: el autentico sumiso, solo es feliz cuando la Ama es feliz. Tanto es así, que incluso será mas exigente consigo mismo para no repetir los errores.

Es fácil deducir por tanto, que los placeres que un verdadero sumiso experimentará con su entrega y dedicación, rayan la espiritualidad. Aquellos placeres físicos que la Ama decida otorgar, pasaran a un segundo plano, puesto que lo verdaderamente importante, es la felicidad de la Ama.

5 comentarios:

Soy de mi Ama. dijo...

Tienes razón. Totalmente.
Quizás yo lo lleve una relacion como la tuya. Ni mi Ama sea tan extricta. Pero entiendo de lo que hablas y es cierto y lo comparto.

Un abrazo para vos.
Me arrodillo ante tu Ama en señal de respeto. (No le beso los pies pues mi Ama podría enojarse)

Soy de mi Ama. dijo...

Que coincidencia... (acabo de leer tu perfil) tienes 40 años.... igual que yo...

Eres de Barcelona... ahi se complica pues vivo en Argentina.

Te mando un gran saludo.

esclau txispi dijo...

Veig que toques el moll de l’os de la submissió: el submís no existeix per realitzar les seves pròpies fantasies, sinó per servir, per fer la vida plaent i agradable en tots els aspectes a la seva Mestressa. Això requereix disciplina i esforç, i estar sempre disponible, encara que a vegades sigui inevitable passar fred i gana i son al servei de l'Ama. Tot l'esclau ho ha de suportar, per complaure-La, que aquest és el seu destí i així ell es realitza. I, per descomptat,els càstigs són càstigs, són correctius, són dolorosos. És impensable que un submís els desitgi. Si fos així seríem al cap del carrer: no hi hauria submissió sinó provocació del servent per fer-se castigar i realitzar les seves fantasies. Per això em sembla que un masoquista no és un bon submís.

Su gusano patético dijo...

Saludos tambien para ti, "soy de mi Ama". Coincidimos no solo en la edad, sino tambien en un estilo de vida maravilloso, aunque poco entendido. Y será mejor que no enojes a tu Ama !!

esclau Txispi: Si una Ama te un submís masoquista, i sap com portar-lo, segur que troba la manera de castigar-lo d'altres maneres que no siguin res plaents per a ell. No cal el castig físic per castigar a un submís. Es pitjor el psicològic, i dubto molt que un masoquista li agradi !! Ara bé, un masoquista pot rebre com a premi una bona dosi de dolor, cosa que per altres submisos (m'incloueixo jo) ens seria un càstig.

lam dijo...

Me gustaria poder estar de acuerdo en todo pero mentiria si dijese que lo estoy. Creo que hay que respetar tambien a las Amas que no gustan de castigar fisicamente a sus sumisos pues esto no significa que sean "amas vainilla", sino que simplemente no tienen esa necesidad psicologica de aplicar correctivos fisicos con fines educativos.
Ademas, objetivamente, puede haber sumisos que no los necesiten.

Yo he estado con Amas que me castigaban por diversos motivos, pero tambien con otras que no, e incluso alguna podia pegarme, eventualmente, tan solo por desahogarse de tensiones propias ajenas a mi (problemas en el trabajo, etc).Y no porque yo fuese merecedor de un castigo.En esos casos, creo que el sumiso debe entender que tambien le sirve al Ama, que le es util para ese desahogo que ella, en ese momento, necesita.Por tanto, el sumiso lo recibe quizas como un sacrificio personal exigible para la relacion Ama-sumiso que, y en eso estoy en un todo de acuerdo, debe servir para hacer feliz (o por lo menos intentarlo) al Ama.

Hay que tener tambien en cuenta que el sumiso puede que sea masoquista y que desee, en el fondo, recibir castigos fisicos de su Ama como gratificacion para su necesidad de sufrir fisicamente. En estos casos, entiendo que el Ama jamas deberia sentirse obligada a satisfacer esta necesidad del sumiso.

Si el Ama es, ademas de Ama;sadica, entonces existira una complementariedad añadida autenticamente sado-masoquista que va mas alla de la dominacion-sumision y que quizas tendra tambien otras reglas.

Pero noto que, en ocasiones, se tiende a confundir la relacion de dominacion-sumison con el sadomasoquismo quizas porque esta, en muchos casos, implica tambien la sumision aceptada por parte del masoquista que, a mi modo de ver, en realidad no es un autentico sumiso.

Es decir, que estoy de acuerdo en varias cosas pero no en todo.
Felicitaciones por el Blog.